Happy Ballantine’s (III)

Cheap, never cheap…

“Todas las tragedias que me pasan las sublimo creando. Cuantas más adversidades ocurren, más creo, y más dinero saco. Últimamente lo que me interesa es hacerme millonario, por lo que prefiero no tener amor, ni ser feliz ni nada. Por ejemplo, voy a algún lado, veo a alguien que me gusta y que pasa total de mí… Entonces me voy a casa y compongo un ‘hit’”

Carlos Berlanga (1959-2002)

Artista: The Beautiful South
Canción: “Song for Whoever”, del disco “Welcome to the Beautiful South“ (1989)

Cagarse en el amor es un tópico tan manido y vacío como creer ciegamente en él. La afilada pluma de los ex-Housemartins Paul Heaton y Dave Rotheray iba mucho más allá.

The Beautiful South abrían su disco de debut con lo que en una primera escucha poco atenta parece un baladón insufrible, pero en realidad es una ácida y despiadada parodia sobre los escritores de canciones de amor o, más bien, sobre lo malos (en el doble sentido de la palabra) que suelen ser quienes se ganan la vida escribiendo sobre el amor.

Esta es la fábula desencantada sobre un cínico autor de canciones que utiliza a las mujeres como kleenex con la única motivación de inspirarse y compilar material para sus hits:

I love you from the bottom, of my pencil case
I love you in the songs, I write and sing

I love you because, you put me in my rightful place
And I love the PRS cheques, that you bring

Cheap, never cheap
I’ll sing you songs till you’re asleep
When you’ve gone upstairs I’ll creep
And write it all down

Oh Shirley, Oh Deborah, Oh Julie, Oh Jane
I wrote so many songs about you
I forget your name (I forget your name)
Jennifer, Alison, Phillipa, Sue, Deborah, Annabel, too
Jennifer, Alison, Phillipa, Sue, Deborah, Annabel, too
I forget your name

I love your from the bottom of my pencil case
I love the way you never ask me why
I love to write about each wrinkle on your face
And I love you till my fountain pen runs dry

Deep so deep, the number one I hope to reap
Depends upon the tears you weep, so cry, lovey cry, cry, cry, cry

Oh Cathy, Oh Alison, Oh Phillipa, Oh Sue
You made me so much money, I wrote this song for you
Jennifer, Alison, Phillipa, Sue, Deborah, Annabel, too
I wrote this song for you

Pues sí, por lo menos Don Juan tenía la más noble y desinteresada motivación del placer por el placer y el pasar el tiempo. Los poetas y los cantantes románticos (entiéndase, los que se forran con ello) son, en comparación, la encarnación del mal.

En la vida, como en el amor, nada es lo que parece a primera vista y para mí esta es, por su mala leche, la canción anti-san-valentín que las bate a todas, y uno de los ejemplos más divertidos en la música pop de la técnica del puñetazo con guante de seda.

Más:
Advertisements

3 responses to “Happy Ballantine’s (III)

  1. Retroenllaç: Happy Ballantine’s (II) | Això és més vell que l’anar a peu

  2. Retroenllaç: Happy Ballantine’s (I) | Això és més vell que l’anar a peu

  3. Retroenllaç: Happy Ballantine’s (IV) | Això és més vell que l’anar a peu

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s